fbpx Saltar al contenido
SmallCarsGarage

Citroën C4 WRC Red Bull Scalextric/Altaya

 

Este Citroën C4 WRC de Scalextric/Altaya, es un proyecto que empezó un poco accidentado. Lo empecé hace años con una carrocería de Altaya. Ya estando listo el coche para pintar siempre me aparecían grietas que tapaba pero que volvían a salir. Supongo que por despintarlo varias veces antes el loctite empezó a perder consistencia y a despegarse.

 

Preparación de Carrocería del Citroën C4 WRC

 

Así que decidí empezarlo de nuevo y reforzarlo con masilla, aunque quedase un poco más grueso. La idea de este proyecto era ralizar un WRC al estilo del Peugeot 307 WRC, y quitarle esa forma “fea” que no me convencía del Citroën C4 WRC. Para ello utilizo la parte de atrás del techo de un Subaru Impreza de un Easy Kit de Revell y el alerón de otro Subaru, pero metálico, ya que este alerón es grande y vistoso que el de Revell. Todo bien pegado con loctite y reforzado con masilla Epoxy de Tamiya.

 

 

En un primer momento el alerón iba a ir montado sobre el maletero, pero al final decidí dejarlo un poco más atrás, ya que quedaba más agresivo el conjunto.

 

 

Tambíen con evergreen, realicé el hueco de los faros traseros, para así hacer un molde y darle forma a los faros, para hacerlos en acetato después.
El máster de los faros los realizo con Epoxy putty de Tamiya. Previamente di en la zona un poco de vaselina para poder despegar la pieza sin ningún problema. Una vez hecho esto tocó lijar y afinar bien las formas de los faros para que se ajustaran bien.

 

 

Después con acetato transparente, de restos de envoltorios que tenía por casa, lo que hice fue calentar el acetato con un mechero y presionar el molde sobre él para tener finalmente el faro transparente. Una vez recortado y ajustado lo pinté con Pintura roja translucida de tamiya X5 y perfilé en negro los bordes con Pintura negra de vallejo . Y ya estarían los faros acabados.

Un proceso un poco laborioso, pero que finalmente han quedado bastante bien. También hubo que construir los retrovisores, porque los que traía originalmente el coche se rompieron. Estos están hechos con restos de plástico evergreen.

 

 

En cuanto a la carrocería, una vez que se ha lijado e igualado toda la superficie, le di imprimación blanca Tamiya, para dejarla lista para pintar.

 

 

Proceso de Pintura y decoración

 

La decoración elegida es Red Bull, como la oficial que llevó en su momento, pero con pequeños cambios. De hecho utilizaré una hoja de calcas de Colorado Decals del rally de México para decorarlo.

 

 

Esta pintado todo con pintura Gravity Colors, salvo en amarillo, y detalles en plateado y negro que son de tamiya. Antes y después de colocar las calcas le di un par de capas de barniz brillante Vallejo, primero para que se agarren bien las calcas y después para proteger las calcas al lacar, para que no reaccionasen las calcas con la laca y se levantasen. Ya que es algo que me pasó anteriormente con este coche. Después tocó pulirlo un poco para quitar alguna imperfección que quedó al lacar.

 

 

El interior del Citroën C4 WRC

 

Por último, le tocó al interior del Citroën C4 WRC de Scalextric y adecentarlo y detallarlo un poco. Está pintado con pinturas tamiya y barnizado con barniz acrílico mate Vallejo. Después le di unas aguadas en negro de Vallejo, para ensuciarlo un poco. También le puse unas calcas de Red Bull en los cascos de los pilotos y con cinturones de maquetas de 1:24 le simulé los cinturones del piloto y copiloto.

 

 

Y ya con esto quedaría listo el coche para montar. Las fotos finales del coche a continuación del Citroën C4 WRC de Scalextric